Erupción de dientes de leche

Erupción de dientes «de leche»

agosto 18, 2017 - by Dr. Miguel Muñoz - in Dientes de leche (Odontopediatría)

3 Comment

Erupción de dientes de leche

El término erupción se aplica a la salida de algo al exterior, aplicado a la odontología, el movimiento axial dentario desde la profundidad del hueso hasta la encía que recubre los maxilares.

Este procedimiento se repite dos veces en todas las personas, la primera con los dientes temporales, o “de leche” (de los 6 meses  a los 3 años) y la segunda con los dientes permanentes (a partir de los 6 años).

Aparición de dientes

El primer diente de leche suele aparecer alrededor del sexto mes, el que erupcione antes o después no tiene ninguna influencia en el desarrollo del resto de la dentadura. Sólo se recomienda consultar con el pediatra si el niño no ha desarrollado ningún diente a partir de los 18 meses.

El orden de aparición de los dientes puede variar, aunque generalmente suele darse de la siguiente forma:

 

 

 

Existen casos excepcionales en los que esto no se cumple: la anodoncia total, que es la ausencia absoluta de dientes por causas genéticas, y la anodoncia parcial, que es la falta de una pieza dental. En algunos casos también se produce un diente supernumerario o adicional, que no causa ningún trastorno.

 

Es posible que cuando el niño tenga entre cuatro y cinco años los dientes comiencen a separarse, dejando huecos entre sí. Esto se debe a que se está preparando para la erupción de los dientes permanentes, que son de mayor tamaño que los de leche.

 

Síntomas

La sintomatología de la erupción dentaria incluye inflamación y enrojecimiento de las encías, irritabilidad, decaimiento, babeo frecuente, inapetencia, dificultad para dormir, y provoca que el niño muerda sus dedos y objetos.

Tratamiento del dolor

Para aquellos bebés que muestran síntomas de dolor frente a la erupción dental podemos recurrir a mordedores de plástico fríos, o a la aplicación local de algún gel  específico para calmar este tipo de dolor.  Son fórmulas que contienen productos naturales  y, que en algunos casos alivian al bebé.

Los anestésicos locales están contraindicados en menores de 2 años de edad, por riesgo de producir metahemoglobinemia.

También se pueden administrar analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno en forma de jarabe, aunque no se deben aplicar de forma directa sobre las encías, o recurrir a la homeopatía que en este tipo de dolor suele funcionar.

Comparte este artículo

Dr. Miguel Muñoz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

×

Make an appointment and we’ll contact you.